domingo, agosto 12, 2007

¿Pretemporada? Lejos, muy lejos por favor

Ahora se lleva eso. Atrás quedaron las concentraciones en el Pirineo aragonés para dar paso a lugares mucho más apartados y perdidos de la mano de dios: mientras los unos se van a un país del Sol Naciente que sigue buscando en sus canteras el Oliver y el Benji que les catapulte a la primera fila del fútbol mundial, los otros ponen rumbo a los Países Bajos para jugar amistosos contra terceras y cuartas de la Liga Holandesa por cuyas áreas ya siembra el terror nuestro siempre grande 'Isma' Urzaiz.

Dicen algunos que se buscan emplazamientos así para preservar la intimidad y el buenhacer de los jugadores en uno de los meses más importantes de la temporada, pero lo cierto es que éste es un argumento que no me convence demasiado. Los que en estos meses aún buscamos refugio futbolístico en esas cajas tontas que cada vez son menos cajas y más planas, hemos podido comprobar como en apenas dos días Geta y Athletic se han visto envueltos en dos tánganas (o tanganas, pero nunca tangas como he visto publicado en algún sitio) que bien recordaban a las semiolvidadas peleas de romanos y galos en las películas de Astérix.

La que protagonizaron Vitesse y Athletic ayer acabó con ambos conjuntos en vestuarios, 2 hinchas en calabozos y una imagen lamentable de un partido para el que como mucho no se reservaba más que media página en los periódicos de cara a comentar un triste y poco importante resultado. Los holandeses con nombre de crema reductora anticelulítica (y ojo que no es un vacile, que es así) se hincharon a dar leña por "activa y por pasiva" ante un Caparrós que presenciaba atónito la condescendencia de un árbitro, Kevin Blom (nada que ver con Légolas: ese es Bloom con double-o), que acabaría cenando bien acompañado por sus líneas un par de hamburguesas en el propio vestuario del estadio holandés de Gelredome. Bonitas instalaciones por cierto.

"Pero Félix, ¿te quejas por qué hubo caña y repartieron estopa? ¡El fútbol va de eso!"

A ver, sí, hay que meter la pierna, darlo todo por la camiseta, dejarse la piel en el campo hasta sudar sangre... Pero es que los puños cerrados mejor los dejamos para gente de sangre caliente como Mr. T o Hulk Hogaan en las mañanas de domingo con el "Equipo A" en antena, que encima los propinan más televisivamente y sin fracturas.

La cosa es que Javi Martínez acabó KO por una trapera agresión de un tal Swerts (al que tampoco hay que buscar relación alguna con la tónica, que se escribe sensiblemente diferente) y que sirvió para desencadenar un enjambre de manotazos, empujones y gritos en lenguas de los 6 continentes. A todo esto, no es la primera vez que el canterano de Tajonar acaba grogui un partido en lo que va de veranito y es que con la selección también fue noqueado en su día. Alguno llegó a decir que no se acordaba ni del nombre de su novia, declaraciones rectificadas posteriormente so peligro de divorcio anticipado antes de firmar papel alguno.

En resumidas cuentas, que estando mejor en casa es una pena que haya que irse tan lejos para que no se nos descentren nuestros profesionales. Y feliz regreso chicos, que se os espera por la Iberium Penninsula como agua de mayo... O de septiembre vamos.

Foto | As